Saltar al contenido

Alimentación y crisis económica: una relación que quizás no conocías

¿Cómo alimentarse durante la crisis económica?

La crisis económica ha tocado a Europa desde los últimos años y eso no es un secreto. Sin embargo, quizás no conocemos o llegamos a entender la relación que tiene esta crisis con lo que comemos. 

Para nadie es un secreto que España es una de las naciones más afectadas por este fenómeno, ya que la crisis dificulta el acceso a un buen empleo y por consiguiente existe un cambio en el estilo de vida de los individuos.

Muchos podrían considerar que crisis es igual a desnutrición, ya que se imaginan que una buena alimentación con muy poco dinero es imposible ¿qué pasaría si te dijéramos que en la mayoría de los casos no es así?

Al disminuir el poder adquisitivo, el ser humano evita pagar por cosas superfluas como el alcohol y el tabaco, así como incluye dentro de su dieta alimentos accesibles y únicamente los más necesarios, viéndose obligados a cocinar en casa, sin pagar por comida rápida. 

DIferencia entre la comida casera y los platos preparados

¿Por qué son más baratos los productos ultraprocesados?

España es un territorio donde los ciudadanos con empleo viven la mayor parte de su tiempo ocupados y sin mucho espacio libre para la cocina, es por esto que las personas optan por elegir un servicio de comida rápida para solucionar el problema.

Este es un ritmo de vida que claramente no compensa las calorías perdidas por las que se consumen.

Los alimentos ultraprocesados cuentan con materia prima muy económica, pero a largo plazo su compra en algún establecimiento es mucho más costosa que preparar la comida en casa y esto es debido a la adicción reforzada por los altos niveles de sal y azúcar que inhiben la saciedad de su consumo, y luego es el cuerpo que pasa factura con enfermedades cardiovasculares.

 

Obesidad y malnutrición

El sobrepeso es un problema que afecta mayormente a los niños, debido a que la actividad física que ejercen por lo general es mucho menor que la de un adulto y el uso moderado de los medios tecnológicos permiten hábitos como permanecer al frente del TV por horas.

Obesidad y malnutrición infantil

A este modo de vida se le llama sedentarismo y va de la mano con la crisis económica y los problemas de alimentación, no sólo en los niños, también en los adultos. Sin embargo, es posible que algunas soluciones como el hacer tú mismo algunos productos te resuelvan bastante el tema económico. Por ejemplo, para el desayuno de los pequeños. ¿Y si te dijeramos que tenemos para ti los desayunos más saludables para niños?

La malnutrición en cambio se define como la alteración y desequilibrio excesivo en el hábito de ingesta de alimentos que afecta en la captación de nutrientes y energía en un individuo, que combinándose con hábitos insanos da como resultado la obesidad. 

¿Es caro comer bien?

Las estrategias de marketing se posicionan perfectamente dentro de los medios tecnológicos y las redes sociales, el claro ejemplo es la constante repetición de publicidad sobre comida rápida en la televisión, incitando a que el público o cliente se vea tentado a comprar dichos productos.

Esto mismo ocurre con el coste de los alimentos, en los que se tiene la creencia que los alimentos más sanos son de un precio más elevado, aunque se ha determinado que no es así,.

¿Cuánto cuesta comer bien?

Un aspecto importante que afecta a las personas bajo la crisis es el factor emocional ya que pueden emplear sobre el individuo mayores niveles de ansiedad, estrés, frustración y este hecho puede ser una barrera para que el individuo decida sobre la organización en su compra y consumo, así como mayor dificultad en el establecimiento de prioridades.

 

¿Cómo comer bien en tiempo de crisis?

Cuando transitamos por una situación económica difícil buscamos que los gastos se adapten en la medida de lo posible a nuestro bolsillo y para esto es importante organizar y premeditar todo lo que adquirirás así como utilizar la creatividad como aliado, aquí te ofreceremos prácticos consejos que podrán ayudarte.

  • Para tener una buena alimentación y evitar desequilibrios en exceso o déficit, es importante que sólo ingieras lo esencial y bloquees las ganas compulsivas de comer. Para ello es necesario tener un mejor control de la ansiedad.
  • Elige recetas que sean fáciles de preparar y que contengan ingredientes sencillos.
  • Siempre que puedas, guarda lo que restó de alguna comida y complementa la siguiente.

¿Qué hacer cuando te sobra la comida?

  • No compres productos que puedan ser nocivos para la salud, y que afecten tu rendimiento o será difícil enfrentar una enfermedad sin los recursos necesarios.
  • Las frutas y las verduras son una elección económica, fresca y saludable
  • Tómate tiempo el día que realizarás tus compras, así podrás escoger la mejor opción para tu economía y dieta alimenticia.

Ahora que tienes un conocimiento más claro sobre la crisis económica y la alimentación, esperamos que ahora puedas tener en mente estos factores para ayudarte a ti o alguien cercano.

¡Cuida de tu salud mientras ahorras!