Saltar al contenido

Superalimentos: Realidad o ficción

¿Qué son los superalimentos?

¿En  algún momento has escuchado hablar de superalimentos? Realmente el concepto no es nada nuevo, y ¡ha llegado para quedarse!

Quizás, como su nombre lo indica, los relaciones con alimentos de calidad y superiores al resto de los que ofrece el mercado, pero… ¿son realmente tan maravillosos o solo es una campaña más de marketing encabezada por la industria del fitness? ¿Cuáles son los alimentos de este grupo que puedes agregar a tu dieta? Este y otros interrogantes en el siguiente post.

¿Qué entendemos como superalimentos?

Se entiende como un superalimento aquel que tiene propiedades adicionales al resto de los alimentos. Estos, además de ser altos en proteínas vegetales, no son procesados y resultan ser ideales para vegetarianos o deportistas que requieren una dieta alta en proteínas y tienen como objetivo consumir más alimentos de origen vegetal, ya sea por propio gusto o por ser veganos.

Además de lo mencionado anteriormente, se les atribuye un alto contenido en fibra que acelera el metabolismo, permitiendo así procesar el carbohidrato de manera diferente a los alimentos almidonados o refinados.

¿Cuáles son los superalimentos?

 

Las propiedades que se les atribuyen a los superalimentos

Propiedades atribuidas a los superalimentos son alto contenido en fibra, nutrientes, vitaminas y  altas cantidades proteínas de origen vegetal. Sin embargo, esta cantidad tan elevada de propiedades, en muchas ocasiones carecen de fundamento científico; por tanto, es bueno incluirlos en la dieta pero teniendo en consideración que no existen “productos milagro”.

Asimismo, hay que evitar consumir sólo un alimento y caer en excesos bajo la premisa: “Es saludable y tiene múltiples beneficios” ¡cuidado!

¿Son beneficiosos o peligrosos?

Todos los excesos son peligrosos, si bien es cierto que estos superalimentos tienen aportes de gran beneficio para la salud, consumirlos en exceso tiene resultados adversos ya que, en su mayoría, son plantas como es el caso de  la spirulina que tiene altas concentraciones en yodo.

Todo plan nutricional debe basarse en comidas equilibradas donde se incluyan todos los grupos alimenticios. Existe una inmensa gama de alimentos con aportes nutricionales de los cuales podemos sacar provecho, todo es cuestión de variar y consumir alimentos lo más naturales posible.

Peligros de los superalimentos

 

Superalimentos de moda

Como ya sabemos en el mundo del fitness no todo lo que brilla es oro, pero estos superalimentos aportan tanto nutrientes como beneficios que puedes incluir en tu dieta si así lo deseas.

Spirulina

La Spirulina contiene propiedades antibacterias y antivirales.  Es un alga con alto contenido en proteínas, rica en aminoácidos, hierro, antioxidantes, ácidos grasos poliinsaturados y  vitaminas A, B12, B1, B2 y E. Además, tiene un gran aporte de fibra que lo hace una alternativa práctica para personas que quieren obtener una dosis de proteína de origen vegetal.

Según  los expertos en nutrición debe consumirse con precaución por su alto contenido en yodo, puesto que no resulta favorable para personas con problemas relacionados con el hipertiroidismo y mujeres embarazadas.

¿Qué es la spirulina?

Quinoa

Este cereal es un alimento muy completo, en especial para personas veganas, por su alto contenido de aminoácidos. Si tienes un plan de alimentación vegetariano o vegano la quínoa ayuda a compensar la carencia nutricional de proteínas; por tanto, es una buena elección y muy saludable.

Trigo sarraceno

El trigo sarraceno es un cereal  que en los últimos años se ha encontrado con mucho auge en el mercado, con él se elaboran gran cantidad de panes, tostadas y postre por su versatilidad y además brinda una gran cantidad de fibra, magnesio y vitamina E .

¿Qué es el trigo sarraceno?

Entre sus principales atributos cabe destacar que es un alimento con  gran capacidad para regular la presión arterial, lo cual es idóneo para personas que padecen de la misma; por otra parte, algunos nutricionistas coinciden en que su principal ventaja es que no tiene gluten y por ende es uno de los motivos con más peso por el cual su uso se ha extendido.

 

Arroz rojo

El arroz rojo es un tipo de arroz integral que se diferencia del tradicional por su grano alargado de color  rojizo, muy popular en los países asiáticos, posee un rico sabor y cuenta con el reconocimiento de la medicina tradicional china por la gran cantidad de beneficios que proporciona a la salud.

Además, tiene altas concentraciones de zinc (mineral importante para el desarrollo del sistema inmunológico), vitaminas y minerales que ayudan a combatir el envejecimiento y promover la regeneración celular; asimismo, al consumirla proporciona un efecto de saciedad que ayuda a no comer en exceso gracias a su contenido de fibra.

Chía

Es una semilla con gran cantidad de ácidos grasos y Omega3, fuente de fibra y de calcio. Tomarla durante la tarde reduce los antojos debido a que absorbe 10 veces su peso en agua, formando un gel voluminoso que es responsable de la sensación de saciedad. Puedes acompañar las semillas de chía con líquido (como agua, leche, zumo o yogur) dado que puede darle una consistencia más cremosa y las semillas un toque crujiente; además, te resultaran una opción para matar el antojo.

¿Qué son las semillas de chía?

Son capaces de proporcionarte saciedad y nutrición ¡qué maravilla! Además, te ayuda a retrasar el aumento de azúcar en la sangre.

Kale

El Kale es una planta con unas características muy especiales, procede de la familia del coliflor, brócoli, repollo y las coles de bruselas.

Contiene vitamina A, grupo B, C y K. Asimismo, tiene alto contenido en minerales esenciales para el cuerpo como el calcio, potasio, hierro y magnesio, además de ser muy rica en fibra y baja en calorías.

El Kale nos brinda una alto índice de proteínas y, de igual forma, posee ácidos grasos esenciales omega 3. Esto es lo que lo hace un alimento súper completo.

¿Qué es el kale?

El mercado nos proporciona una amplia gama de posibilidades en cuanto a los alimentos saludables que podemos incluir en nuestra dieta, la idea es buscar el que mejor se adapte a nuestras necesidades y presupuesto.

No caigas en dietas milagrosas como la dieta disociada, todos los cambios duraderos requieren hábitos duraderos, y dinos ¿a qué esperas para empezar?