Saltar al contenido

La verdad de los productos integrales, ¿sabrías distinguirlos?

Verdades sobre los productos integrales

Es importante cuidar nuestra alimentación para gozar de una buena salud, para esto siempre contamos con los productos que venden en el mercado y que las empresas denominan como “integrales”.

Sin embargo, en España las leyes que determinan si un producto es integral o no no son realmente tan exigentes, así que podríamos desconfiar un poco al adquirir un producto con esta etiqueta.

¿Cuándo consideramos que un producto es integral?

“La apariencia no lo es todo” o eso es lo que dicen… Lo cierto es que al adquirir algo en un supermercado, es lo primero en lo que nos fijamos, y más si decidimos iniciar una dieta importante para nosotros.

Productos integrales

Por tal motivo, siempre nos fijamos en el color del producto y ese característico marrón con trozos de semillas de sésamo y cereales, entre otros. Pero ¿realmente es ese un producto integral?

Aprende a distinguir lo integral de lo que no lo es

Es de gran relevancia que antes de llevarte algo a casa puedas fijarte en los ingredientes del producto, así te ayudará a distinguir si es realmente integral o sólo es la imagen que le desean dar al alimento. ¡Pero tranquilo, aquí te ayudamos!

 

Integral:

  • Debe contener harina integral, específicamente. Puede ser de espelta, centeno o simplemente de trigo.
  • También cuenta cuando se le denomina a la mezcla “harina de grano entero”.
  • Los valores de la harina o cereales deben superar el porcentaje de setenta por ciento, de esta manera podrás sentirte seguro que es un producto integral.

No integral:

  • Una característica indispensable de los productos no integrales es que dicen tener harina de centeno, espelta o trigo pero “refinada” que, a pesar de tener un color oscuro, no le agrega propiedades nutritivas al alimento.

Alimentos integrales vs. no integrales

 

Verdades y mentiras de los productos integrales

En el mundo de la nutrición y dietética, existen un sinfín de mitos que esperan ser desmentidos y por supuesto los amantes de lo saludable siempre buscan obtener las respuestas deseadas.

Es por ello que, a continuación, te diremos cuál de estos enunciados es cierto y cuál no.

Son más nutritivos que los refinados

Esto es… ¡Verdad! Antes de que la mezcla se someta a un proceso químico, contiene nutrientes y componentes importantes para que sea integral. Si el producto no es refinado, contiene minerales como el fósforo, magnesio, zinc y hierro y a su vez vitaminas como la B.

Ayudan a adelgazar

Chan, chan chan… ¡Verdad! Sí, la saciedad de los alimentos integrales es tal que dentro del estómago pueden extender su volumen, y por tal razón no necesitamos comer más ¡Gracias almidón! Las fibras también tardan en digerir por ello se recomienda tomar agua.

Tienen menos calorías

¡Falso! Estos productos cuentan con grandes dosis de calorías, pero como te explicamos anteriormente el nivel de saciedad es mayor, por consiguiente su consumo es menor.

Se recomiendan para deportistas

¡Cierto! Los productos integrales son ricos en magnesio, y este es indispensable para transmitir impulsos nerviosos que permiten el libre movimiento de los músculos. Esto no puede faltar sobre todo para la realización de circuitos y entrenamientos.

Sólo debemos comer alimentos integrales

¡No! ¡Falso! “Los excesos son malos” y la alta ingesta de productos integrales son sinónimo de fibra y una difícil digestión. Esto significa que, pasando los límites expuestos, puede hacer que expulses minerales y nutrientes necesarios para tu salud.

¿Te ayudan a bajar de peso los alimentos integrales?

¿Son realmente integrales los alimentos que compramos?

Como bien lo dijimos anteriormente, es común que observemos muchos productos que deseen ser vendidos como integrales cuando en realidad no es así. Esto puede deberse a las estrategias de la industria para vender sus productos, pero no significa que sean realmente integrales.

Para definir si un alimento es integral o no, es importante que dentro de su mezcla no esté nada refinado o perderá la parte más importante de sus nutrientes y minerales, aquella razón por la que en realidad lo estás adquiriendo.

Cereales integrales

No olvides siempre antes de realizar la compra informarte bien, a través de los ingredientes de dicho alimento si cumple con las especificaciones que te hemos dado posteriormente.

El color, ni los agregados como frutos secos o semillas son garantía de alimento integral ¡No te dejes engañar!