Saltar al contenido

Guía para comprar pan de calidad

Comprar pan de calidad

El pan es uno de los productos esenciales en las mesas de todos los hogares. ¿Pero es el pan que compramos día a día realmente de buena calidad?

¿En qué debes fijarte para elegir pan?

Cuando estamos en el supermercado es normal que nos topemos con cantidades distintas de forma, tamaño y tipos de panes.

Por lo que pensamos “¡qué difícil elección!”  Paro, cómo no lo va a ser si hasta los precios varían unos entre otros.

Si lo que deseas es cuidar tu alimentación, tu monedero y tu salud lo mejor es que te quedes con nosotros a leer este post y evites ser víctima de un fraude de la industria.

La parte delantera es estrategia comercial

¿Cómo elegir pan?

Todas las empresas buscan que su producto tenga un atractivo distinto al de los demás, para que la compra hacia el mismo sea inmediata. Una de las maneras en que las comercializadoras de pan lo han logrado es realizando en su parte delantera una obra de arte.

Como consecuencia trae la compra del producto, pero puede que luego nos llevemos una gran sorpresa al darnos cuenta que no todo lo que aparentaba era realidad.

¡No te dejes llevar por las apariencias!

No fijarse solo en la tabla nutricional

Recuerda que existen muchas estrategias publicitarias, y de esto hablaremos más adelante. El fijarse en la tabla nutricional es importante, pero no lo es todo. Debemos observar distintos factores para que la elección de nuestro pan sea ideal.

Lo importante es que no te dejes llevar por lo primero que observas en la tabla, ya que hay otras características que complementarán tu decisión y harán de esa elección la mejor, así que continúa leyendo.

Revisar la lista de ingredientes

Como te explicábamos, otro factor importante es la lista de ingredientes, ya que a pesar de los altos porcentajes que pueda contener un ingrediente de carácter integral (que resulta importante) de nada vale si existen elementos procesados. ¿Conoces la verdad sobre los productos integrales? ¿Sabemos lo que comemos?

Estos químicos sólo le quita las propiedades nutritivas al pan y lo hacen ver mucho más atractivo a los ojos de los compradores, pero sólo es una estrategia de venta y nada más.

Ingredientes que debe tener

Un pan de excelente calidad no debería por qué contener elementos que sólo hacen bulto en la cantidad de ingredientes que tiene, lo ideal es que tenga lo siguiente:

Ingredientes del pan

  • Harina integral (es indiferente el cereal del que esté realizado).
  • Sal (esto sólo si lo indica el producto, ya que hay consumidores que evitan la ingesta de este ingrediente).
  • Levadura o masa madre (aunque la masa madre es mucho más natural y funcional).

No fiarse de las denominaciones puestas para vender

Como te comentamos anteriormente, existen muchas maniobras publicitarias que se aplican para lograr la venta del producto, una de ellas es esta.

Las empresas utilizan nombres llamativos en los que incluyen distintos cereales para que suene sano y natural, otra mentira más de la industria.

Si de alguna manera llega a tener coherencia el nombre del producto con el producto en sí es porque el mismo deberá contener solo los ingredientes necesarios, evitando materiales refinados y procesados.

Desconfiar de panes iguales y que pesan poco

Los panes de poco peso por lo general son los más procesados, ya que se han industrializado al punto de tener formas completamente regulares. Por lo general, sus ingredientes son sometidos a procesos químicos y pierden valor nutricional,  y por tal razón su peso disminuye.

La materia prima reduce su calidad cuando es sometida a distintas etapas de transformación, suena difícil de determinar, pero el ojo crítico se va desarrollando a medida que inicias tu práctica en la elección de un pan saludable.

Tamaño de los alveolos de la miga

¿Qué son los alveolos?

Este es un punto muy importante, si aún no sabes qué es el alveolo te lo explicamos. Son aquellas aberturas que tienen los panes internamente y que resultan ser indicadores de una buena fermentación. Si son de gran tamaño y de forma irregular podría darnos un mensaje de que este pan es de excelente calidad, ya que determina qué tan buena es la masa madre o levadura y el tiempo de horneado.

Suela en forma de rejilla

Cuando un pan tiene en su base la forma de rejilla lo mejor es que olvides la idea de comprarlo, este tipo de panes están realizados en hornos industriales, lo que significa que la coacción de su realización no alcanzó el nivel suficiente para tener una buena fermentación.

Así que preferiblemente realiza tu compra con una base de pan lisa, ya que está realizada en un horno de piedra, se cocina lento y su digestión es más fácil.

Las mentiras de la industria del pan

En la actualidad y desde tiempos remotos, la sociedad ha desarrollado un inconsciente colectivo, lo que significa que los mensajes que dan los que se supone que deben tener los conocimientos más desarrollados sobre diversos temas son “sagrados” y “santa palabra”.

Pan industrial

Hoy en día podríamos decir que en realidad, el pan es uno de los alimentos con más calorías del mercado, que lo han pintado como “necesario” es sólo una imagen que han creado los fabricadores de pan, harina y trigo para vender.

¿Es caro el pan artesano?

El pan artesano detrás de sí tiene trabajo de personas que se esfuerzan para hacer de este producto alimenticio, el mejor. Personal cualificado para realizar pan de un peso adecuado y que sea saludable para ti y para los tuyos. En cuanto al precio, es cierto que es un poco más costoso que el industrial, pero lo vale en absoluto.

¿Es mejor el pan de masa madre?

La fermentación con la masa madre resulta tener ciertas ventajas ya que el proceso es lento, y esto es debido a que cuenta con bacterias que surgen de forma natural y por ello mantiene su valor nutricional. Si te causa curiosidad su realización, aquí te lo explicamos:

Pan de masa madre

Receta de pan con masa madre

Lo primero que debemos preparar es la realización de una buena masa madre, para ello necesitamos un bol en el que coloquemos dos cucharadas soperas de harina integral, hacer que la mezcla quede espesa agregando más o menos cuatro cucharadas de agua, taparemos a una temperatura media.

Una vez transcurridas 24 horas debemos extraer de la masa una cucharada (esto si fermenta) y el proceso se debe repetir diariamente durante seis o siete días aproximadamente.

Al finalizar procederemos a hacer el pan. Para ello, necesitamos:

  • 200g de la masa madre.
  • 500g de harina integral.
  • 350g de agua.
  • 10g de sal (al gusto).

Todo esto puede mezclarse de forma manual o con algún electrodoméstico. Al finalizar la homogenización se deja reposar durante una hora, se coloca un día en el refrigerador y luego de esto está lista para prepararse y colocar en el horno.

Receta de pan

¡Ya lo sabes! Ahora no tienes excusas para seleccionar un pan de calidad.

 ¡Coméntanos tu experiencia con este producto!