Saltar al contenido

Ayuno intermitente: ¿dieta milagro o plan perfecto para la operación bikini?

El ayuno intermitente es una de las técnicas más antiguas y exitosas en lo que a bajar de peso se refiere, inclusive para mantenerte en tu peso ideal se trata de una opción bastante viable.

Lo mejor de todo es que no involucra una dieta excesiva ni va en perjuicio de tu salud. De hecho, se recomienda que no sea practicado por menores de edad, embarazadas o personas de muy bajo peso.

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es el aplazamiento voluntario de la ingesta de alimentos durante determinados períodos de tiempo. Es importante destacar que este se realiza de forma controlada, intencional y en personas aptas físicamente.

Se considera quizá uno de los métodos alimenticios más prácticos y efectivos, ya que simplemente se trata de adaptar un hábito que forma parte de la cotidianidad a una técnica controlada que, si se ejecuta de la forma correcta, puede proporcionarnos resultados positivos.

Más que una dieta se trata de un plan de alimentación en el que realmente lo más relevante no es qué comes, sino cuándo lo comes.

¿Cómo funciona?

A la hora de de comer obtenemos más energía alimentaria de la que nuestro cuerpo puede usar en ese preciso momento, motivo por el cual parte de ella será almacenada para más tarde.

Los niveles de insulina aumentan al comer y la energía se almacena en forma de glucosa en el hígado, el cual se caracteriza por tener un espacio limitado; de forma que, cuando este espacio se agota, el hígado convierte todo el sobrante en grasa.

Cuando aplicamos la técnica del ayuno intermitente el proceso funciona al revés: al no comer, los niveles de insulina descienden y envían una indicación al cuerpo para que queme la energía acumulada.

Tipos

Podemos encontrar diversas formas de practicar el ayuno intermitente, los distintos tipos varían en relación al período de tiempo en el que alternamos comer y no comer. A continuación, te explicaremos los más conocidos.

Método 16/8

Consiste en comer durante 8 horas y ayunar durante 16. ¡No te alarmes, no es tanto tiempo! Al ponerlo en práctica, puedes incluir las horas de sueño y saltarte el desayuno al día siguiente; de forma que puedas comer desde el mediodía hasta las 8 pm.

Dieta 5:2

Este tipo de ayuno intermitente consiste en reducir la ingesta de calorías dos días a la semana, los cinco días restantes puedes comer lo que quieras. Debes procurar que durante los dos días seleccionados no sobrepases las 600 calorías.

Comer, parar, comer

En este caso, la alternabilidad de comer y no comer se hace por períodos de 24 horas. Es decir, durante un día completo (24 horas) podrás consumir los alimentos que desees; sin embargo, debes tomarte el día siguiente de descanso, sin ningún tipo de comidas, solo podrás tomar café solo, agua, té sin azúcar u otras bebidas libres de calorías.

Ayuno 12/12

Tal como lo indica su nombre, se trata de ayunar durante 12 horas, reto que realmente no es tan complejo. Para poder conseguirlo, se recomienda cenar temprano. Es uno de los tipos de ayuno más sencillos y es el que se le recomienda a los principiantes para que el cuerpo se habitúe poco a poco.

Ayuno intermitente 20/4

Solo se pueden consumir una o dos comidas en un período máximo de 4 horas. Es uno de los más estrictos, y por tanto aquellos que decidan optar por este tipo de ayuno intermitente deberán ser minuciosos en su cumplimiento y ejecución para evitar un efecto rebote u otras consecuencias.

¿Qué comer y qué no cuando rompes el ayuno?

Como explicábamos anteriormente, la pregunta central del ayuno intermitente no es exactamente ¿qué?, sino ¿cuándo?; sin embargo, en los momentos en los que nos corresponde ingerir alimentos debemos ser cuidadosos para no arruinar lo que hemos conseguido con esfuerzo y planificación.

Tienes libertad para seleccionar lo que deseas, pero es recomendable que vigiles las calorías. Si intentas alimentarte de forma balanceada, pero sin exagerar, te resultará mucho más fácil cumplir con el tipo de ayuno intermitente que hayas seleccionado.

Evita los fritos y ayúdate con comidas o bebidas bajas en calorías o frutos secos, documéntate al respecto, especialmente si eres principiante.

Beneficios del ayuno intermitente

Además de la pérdida de peso, existen algunos otros beneficios como la desintoxicación y expulsión de toxinas de nuestro sistema.

Aunado a ello, también pueden contarse dentro de las ventajas: reducción en los niveles de insulina y azúcar, efectos desinflamatorios e incremento en los niveles de energía.

Existen diversos estudios que argumentan que el ayuno intermitente pueda influir positivamente en la Diabetes tipo 2 y el Alzheimer.

Cómo afecta el ayuno intermitente a tu cuerpo

El ayuno intermitente favorece la sensibilidad a la insulina, y si se acompaña de ejercicio físico resulta ser mucho más efectivo. La pérdida de peso que esto provoca no solo es positiva estéticamente hablando, sino que en condiciones como la resistencia a la insulina es necesaria para el paciente.

La producción de la hormona del crecimiento se incrementa, lo que resulta en generación de masa muscular de manera mucho más veloz y aumento en los niveles de energía.

Resultados y eficacia

Es importante tener en consideración que los estudios sobre el ayuno intermitente aún son insuficientes y hay muchas conclusiones que no son irrefutables, por lo que pueden existir efectos secundarios aún desconocidos.

Recordemos que cada organismo es único e inigualable, así que ciertos métodos te sentarán a ti mejor que a otros o viceversa.

En caso de embarazo, enfermedades de los riñones o hígado, se recomienda evitar este tipo de técnicas. Consulta con tu médico o nutricionista previamente.

Apps para controlar el ayuno intermitente

En estos tiempos tecnológicos, es una excelente idea aprovechar los avances en nuestro beneficio y qué mejor manera de hacerlo que descargar una buena app que nos acompañe en este proceso que nos hará ver y sentir mejor.

BodyFast

Esta app hace las veces de tu ‘coach personal’ en lo que es el proceso del ayuno intermitente, planteando la posibilidad inclusive de revisar o diseñar un plan individual de acuerdo a tus objetivos y dividirlo en retos semanales. Lo mejor de todo, es que tiene el respaldo de una variedad de estudios.

Zero

Una de las mejores alternativas para planificar y monitorear nuestro camino en el ayuno intermitente, cuenta con alarmas que te notificarán el inicio de cada período e inclusive cuenta con una sección en la que puede llevar registro histórico de tu proceso y asentar cómo te sientes. Si no tienes acceso a un nutricionista, Zero te permite acceder a algunos artículos y tips escritos por los expertos.

MyFast

Se trata de un gran rastreador en el camino del ayuno intermitente, te ayudará a seguir tus horarios, planificarte semanalmente, crear y modificar objetivos, llevar un registro de la ingesta de agua y comparar tu pérdida de peso en relación al modo en el que estas ejecutando el ayuno.