Saltar al contenido

Mitos y verdades de las dietas, ¿te lo han dicho alguna vez?

Mitos y verdades sobre las dietas

Cuando hablamos de dietas nos encontramos con una enorme cantidad de consejos que en ocasiones son mitos, tan populares y con tanto auge, que realmente llegamos a creer que son verdaderos.

En el siguiente post te mostraremos los mitos y verdades más populares de las dietas. ¡Empecemos!

“Debo evitar los carbohidratos para bajar de peso”

MITO: los carbohidratos no deben ser eliminados de tu dieta ya que son fuente de energía, solo debes cuidar la porción y tratar de consumir hidratos complejos (batata, arroz integral, quinoa) en vez de carbohidratos simples.

Mitos sobre los carbohidratos en las dietas

El secreto está en ubicar el objetivo. Si es bajar de peso, reducir la cantidad de carbohidratos pero ojo, reducir, no eliminar; si por el contrario es aumentar lo que quieres, la cantidad tiene que ser mayor, y en ambos casos debe estar acompañado de una fuente de proteínas.

“Si hago mucho ejercicio no necesito hacer dieta”

MITO: el ejercicio estimula el apetito por lo que se tiende a consumir una mayor cantidad de alimentos, por lo general hipercalóricos.

En el caso de las dietas para perder peso, resultar perjudicial dado que produce un incremento en el apetito nocturno, y este a su vez sabotea el ejercicio realizado, e incluso estimula la ganancia de grasa.

“Mientras menos grasas incluya en mi dieta, mejor”

MITO: Especialistas en nutrición señalan que, al contrario de lo que muchos dicen, se recomienda que la energía que provenga de las grasas deben estar incluidas en un 35%. De este modo, no se puede sugerir una dieta baja en grasa o que elimine completamente su consumo; por otro lado, es importante destacar que existen diferentes tipos de grasa.

Se recomienda reemplazar la grasa saturada por fuente de grasas buenas (cacahuete, almendras, aguacate, amarilla de huevo), ya que esta última reduce el colesterol en la sangre y por ende a prevenir el riesgo de enfermedades cardíacas. Si ya tienes niveles de este en sangre, quizás necesites alguna dieta para el colesterol. 

Dietas bajas en colesterol

«Todo lo que coma después de las 20:00 el cuerpo lo convierte en grasa»

MITO: Ninguna evidencia científica demuestra que comer en horas de la noche contribuye al sobrepeso, lo que sí es cierto es que no comer bien durante el día hace que el apetito en horas de la noche se incremente de manera excesiva, lo cual induce a ingerir calorías de más. 

Lo ideal es alimentarse adecuadamente en el día para poder hacer una cena ligera, así no tendrás que preocuparte por la tentación de consumir calorías extras durante la noche.

“Para seguir una dieta saludable debo consumir alimentos integrales”

VERDAD: aunque puedes añadir productos como pan blanco ocasionalmente si es bajo en grasa, lo ideal es escoger productos integrales ya que tienen una dosis extra de fibra que ayuda a la digestión, y además los azúcares no suben de manera rápida al torrente sanguíneo en comparación con los productos blancos o refinados.

Mitos sobre los alimentos integrales

“Para bajar de peso hay que dejar de comer pan en el desayuno”

MITO: Expertos en nutrición indican que para bajar de peso hay que tener desayuno completo, rico en carbohidratos y, por medio del pan y otros cereales, altos en fibra.

Sólo hay que saber escoger el que mejor de adapte a tu necesidad. Es un error saltarse comidas, en especial el desayuno puesto que es la comida más importante del día y mejora tanto el rendimiento laboral como el escolar; de esta forma, puede ser más llevadera una dieta baja en calorías en el resto de las comidas.

“Las dietas son sólo para los que buscan rebajar”

MITO: existen dietas tanto para bajar como para ganar peso. Las dietas deportivas o de volumen, por ejemplo, buscan subir de peso e incrementar la masa muscular, si la persona es delgada requiere tener en su cuerpo un excedente calórico para poder subir de peso.

Bajar de peso

Por ende, la dieta es hipercalórica y en este caso hay que cuidar mucho la alimentación en calidad pero se incluyen más cantidades de alimentos y en algunos casos suplementos.

“Los alimentos light no engordan”

MITO: Un alimento es considerado light cuando tiene un aporte calórico 30% menor que su versión no light, pero esto puede confundir a muchos consumidores dado que los hace pensar que los alimentos light no engordan y son saludables, lo que puede llevarlos a consumir una doble ración.

Un alimento que realmente aporta pocas calorías, debe de estar etiquetado como “bajo valor energético”, con lo que no tiene más de 40 calorías por 100 gramos. Muchos productos están etiquetados como light y tienen muchas calorías como es el caso de los refrescos, estos tienen un aporte calórico mínimo, pero que es suficiente para ayudar a ganar de peso si se consume en altas cantidades.

“Comer saludable es caro”

MITO: puedes comer saludable sin necesidad de gastar grandes cantidades de dinero en el supermercado, solo tienes que saber escoger alimentos económicos que puedas incluir en tu dieta, buscar opciones y realizar tus propios snacks solo es cuestión de constancia y creatividad.

En el mundo de las dietas siempre te vas a encontrar tanto con mitos como con verdades, esperamos que este post te haya servido para identificar algunos de ellos y recuerda una alimentación adecuada, no es perder 10 kilos en una semana si no mantenerte en un estilo de vida saludable. ¡Si se puede!

Eliminar el azucar de la alimentación