Saltar al contenido

Alimentos que no deben guardarse en la nevera, ¿lo sabías?

Alimentos a los que no les hace falta estar en el frigorífico

En muchos hogares se tiene por costumbre conservar todo tipo de alimentos en la nevera y esto se debe a la creencia que existe de que el clima puede afectar su conservación y dañarlos más rápidamente.

Las personas, por desconocimiento y por el afán darles más vida útil más duradera a los alimentos, los conserva en el refrigerador pero esto está muy lejos de la realidad y es un grave error ya que no todos tienen las mismas propiedades.

A continuación, te presentamos una lista de 16 alimentos que no debemos almacenar en la nevera:

Huevos

Los huevos son alimentos muy sensibles a las bajas temperaturas y si lo colocamos dentro del frigorífico debemos tener cuidado con el medidor de la nevera, porque es posible que lleguen a congelarse.

Huevos

Es por ello que, es recomendable que sean almacenados a temperatura ambiente, ya que cuando su temperatura disminuye sus propiedades se ven afectadas de tal forma que no los podemos utilizar para procesar ciertos platos, ya que la preparación no alcanzaría el resultado esperado.

Cabe destacar que si los huevos han sido lavados con agua deben conservarse en la nevera, de lo contrario tienden a dañarse.

Plátanos

Este alimento es uno de los preferidos de las amas de casa a la hora de cocinar; sin embargo, es importante que tomes en consideración que este fruto no se recomienda que sea almacenado en la nevera.

Platanos

Se debe a que para alcanzar su maduración necesitan recibir luz y una temperatura ambiente adecuada, y si lo sometemos a temperaturas muy bajas es inevitable que el plátano se madure antes del tiempo indicado y que se descomponga.

 

Cítricos

Los alimentos cítricos, por su composición química, no necesitan ser almacenado a bajas temperaturas; por el contrario, se pueden conservar perfectamente a temperatura normal. Esto se debe a los ácidos que contienenles permite durar mucho más, tal es el caso del limón o la naranja.

Cítricos

Si decides conservar estos alimentos en la nevera, corres el riesgo que pierdan su esencia alimenticia y que tanto la humedad como el moho los dañe más rápidamente.

Sandía

La mayoría de las personas tiene el hábito de almacenar la sandía en la nevera, esto con la intención de consumirla bien fría, sobre todo en épocas que hay mucho calor como en el verano.

Expertos en nutrición recomiendan que, si la sandía no ha sido abierta se puede guardar en la nevera, pero una vez que la abres, si decides llevarla al frigorífico debes taparla con un papel de aluminio para evitar que pierda los betacarotenos su principal fuente de vitamina A.

Frutas Tropicales

En algunos países del trópico, encontramos este tipo de frutas como pueden ser el albaricoque, el mango, el kiwi, que son provenientes de climas cálidos.

Frutas tropicales

Estos son frutos que requieren de mucha luz y de altas temperaturas para alcanzar su punto de maduración, y si cometes el error de llevarlas a la nevera seguro perderán sus propiedades nutritivas.

 

El aguacate

Proveniente del trópico, esta deliciosa fruta de color verde y textura suave necesita para alcanzar su estado de madurez luz y calor. Es por ello que no se recomienda su conservación en la nevera, porque se frenaría el proceso de maduración y sería inevitable que se dañe.

Aguacates

No te pierdas nada

Con la llegada de la crisis la mayoría de hogares han tenido que adatarse y adaptar las recetas. Por eso, en Contenido365 te damos algunos consejos sobre alimentación y crisis. Para que tu cuerpo y tu bienestar no se vean afectados por la escasez de dinero.

Tomates

Este fruto muy usado para hacer ricas salsas y ensaladas. Para lograr que tengan una conservación más duradera se pueden guardar perfectamente en la nevera.

Sin embargo, los nutricionistas opinan que almacenarlos en el frigorífico cambia o disminuye las propiedades nutritivas del tomate, al igual que modifica su sabor, por lo que sugieren conservarlos a temperatura ambiente.

Cebollas

Cuando llevamos la cebolla a la nevera podemos notar cómo en poco tiempo empiezan a ponerse blandas y les aparece moho, esto se debe principalmente a que es un fruto que contiene mucho agua.

Cebollas

Por este motivo, se recomienda que se le almacene en un sitio que tenga una temperatura acorde y un ambiente libre de humedad, así pueden tener una mayor duración y brindarnos lo mejor de sus componentes alimenticios.

Ajos

Este producto es uno de los más utilizados en la cocina para sazonar los alimentos, y así como muchos otros que tienen características similares, también se ve afectado cuando lo almacenan en la nevera.

Cuando se les somete a bajas temperaturas en poco tiempo podemos notar que su consistencia se vuelve pegajosa y empiezan a perder su dureza; igualmente, por el exceso de humedad que hay en una nevera les crecen tallos y se vuelven mohosos.

Por estas razones, los expertos recomiendan que la mejor manera de conservar el ajo es en un sitio fresco y seco.

Patatas

Las papas no deben guardarse en la nevera porque el frío hace que se vuelvan harinosas y el almidón que estos tubérculos contienen inmediatamente se transforma en azúcares.

Patatas

La mejor forma de almacenarlas es colocarlas en un sitio seco y oscuro, también se pueden colocar en una bolsa de papel ya que retrasa su descomposición.

Hay que destacar que si ya fueron lavadas y peladas la mejor manera de conservarlas es en la nevera, inmersas en agua para evitar que se oxiden.

Especias

Las especias son semillas u hojas que han pasado previamente por un proceso de deshidratación; es decir, carecen totalmente de humedad, por lo tanto no necesitan ser refrigerados para su conservación.

Sólo requieren ser almacenados en recipientes secos y cerrados para que no pierdan su aroma y sabor.

Cómo conservar las especias

Miel

Bajo ningún concepto se recomienda almacenar la miel a bajas temperaturas, ya que esto puede hacer que el líquido se cristalice y pierda por completo sus propiedades nutritivas y curativas.

Este en un alimento que se puede preservar en un recipiente de vidrio cerrado a temperatura ambiente.

Chocolate

Existen muchos mitos sobre este delicioso postre. Hay personas que lo almacenan en la nevera por temor a que se derrita y pierda su consistencia; sin embargo, esta es una práctica errada.

¿Dónde guardar el chocolate?

Cuando colocamos un chocolate en la nevera, aunque suele ponerse duro también, ocurre que se empieza a ponerse blanco y cambia su sabor. Lo ideal es conservarlo en un sitio fresco a una temperatura agradable.

Conservas

Estos son alimentos que no requieren ser refrigerados, este grupo ésta conformado por el vinagre, enlatados, mermeladas, etc., por su composición y el proceso que pasan durante su elaboración, se pueden conservar bien sea dentro o fuera la nevera, por lo que son considerados productos de larga duración.

Aceite

El aceite, al igual que la miel, no debe almacenarse dentro del frigorífico porque las bajas temperaturas causan que se endurezca y al mismo tiempo se cristalice.

¿Cómo se conserva mejor el aceite?

Cuando este líquido se almacena en sitios húmedos tiende a perder su condición viscosa y puede dañarse sin remedio ya que no puede ser utilizado para freír alimentos.

Café

El café es un grano que pasa por un proceso en donde le extraen toda su humedad, por lo que no necesita se refrigerado para su conservación: por el contrario, mantenerlo fuera de la nevera en un recipiente bien tapado ayuda a conservar mejor su aroma y sabor.

Si se mantiene lejos de la humedad es capaz de tener una larga duración.